jueves, 24 de enero de 2008

Restos


Los árboles, al morir, nos dejan su esqueleto durante bastante tiempo, pudiendo ser contemplado y desde luego siendo utilizado por un sinfín de seres vivos.
En esta ocasión estos dos árboles murieron fruto de las llamas y en ellos ha quedado la negruzca huella del fuego.

1 comentario:

Manuel Angel Toral Fernandez dijo...

si señor, tiene fuerza la foto... ese cielo bonito bonito también!

unsaludo

Labels

  © Blogger template 'Photoblog' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP