miércoles, 10 de marzo de 2010

Haciendo camino en la nieve

Subida en la nieve

En la nieve, el camino a seguir no tiene por que ser el normal de ascenso, ya que en estos casos la vegetación está tapada y no te cierra el paso. Con la nieve, el camino a seguir es el que uno desee, y la mayoría de las veces se sigue uno muy diferente al habitual, para cambiar un poco.
Subida a la Vega de Ario. Parque Nacional de los Picos de Europa.

2 comentarios:

Sara dijo...

Que pasada lo de caminar por la nieve! lo malo es que te pase como a mi y derrepente desaparezcas en un agujero, jeje! Son cosas que pasan...
Un saludo!

Anónimo dijo...

Caminar hudiéndote presta. Pero una vez un compañero se metió hasta la cintura. Intentaba salir, pero no lo conseguía. Cuanto más lo intentaba, más se aplemazaba la nieve. Tuvimos que desenterrarlo como pudimos.

Las raquetas no son tan buenas. Por el mismo sitio del sofoco anterior fuimos a una ruta. Eso sí, hundiéndonos hasta la cintura. Cuando ya volvíamos, vimos que un grupo de montaña había seguido nuestras huellas. La bajada que nos quedaba era un paseo. Una alfrombra de nieve en la que no te hundías y un milímetro.
Es decir, que mejor que las raquetas es ir detrás de un grupo de montaña numeroso (¡detrás, no delante!).
Ricardo.

Labels

  © Blogger template 'Photoblog' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP